Tapachula, Chis. 26/03/2019 33oC

Corrupto

Sin Límite… // Alberto González Martínez

Jueves 14 de Marzo de 2019.-

Propuesto hace tres años por Óscar Gurría Penagos, para que se hiciera cargo del reclutamiento de militantes para el Movimiento de Regeneración Nacional en los municipios que conforman el XII Distrito Electoral Federal, abandonó las filas del verde-oportunista y se colocó la playera de color vino tinto.

Desprovisto de las genuinas convicciones que deben caracterizar a un verdadero militante de izquierda, comenzó a invitar a sus más cercanos cuates para formar una especie de club que le ayudara a promover a Morena en barrios, colonias y comunidades de los municipios que colindan con Tapachula.

Sin poseer la formación ideológica mínima requerida, sin contar con un discurso convincente, estructurado, congruente con el Proyecto Alternativo de Nación, solo se dedicó a nadar de muertito en la posición para la que lo postuló el ahora alcalde de Tapachula.

Y, como la puerta de Alcalá, solo se dedicó a ver pasar el tiempo.

Pero es tan anodino, tan gris, que la primera vez que lo ví en un acto público fue el 25 de enero de 2018, en el Estadio de Fútbol de Tuxtla Chico, cuando Andrés Manuel López Obrador abarrotó el lugar a pesar del inclemente calor que se registró ese día.

Los organizadores del acto le deslizaron al oído que podía subir al templete, previamente instalado sobre el campo de fútbol, para estar entre los acompañantes del tabasqueño que ya comenzaba a calentar motores rumbo a los históricos comicios del primer domingo de julio de ese año.

Y así pudimos ver a un José Luis Elorza Flores: huraño, temeroso, limitado. López Obrador, fiel a su estilo, agradeció ese día –al término de su alocución– a las mujeres y hombres que lo acuerpaban sobre el templete.

Cuando mencionó el nombre de José Luis Elorza, el respetable pudo darse cuenta que el tipo como que quería meterse bajo el templete. Desaprovechó así sus 30 segundos de gloria mientras Andrés Manuel, bonachón como es, le levantaba el brazo.

Tiempo después, cuando ya se hizo pública su candidatura a la diputación federal por el XII distrito, con cabecera en Tapachula, su club de cuates creció en número y en petulancia.

Así pudimos deleitarnos con un nutrido grupo de jóvenes jugando a la política aldeana. Visitaban a los vecinos de determinadas colonias, reclutaban ayudantes, repartían las infaltables chácharas que tanto abundan en tiempos de campaña, en fin, nos ofrecieron el gran espectáculo de Morena denominado, por estos mismos muchachos, la operación triple s: suelo, sudor y saliva.

Ya entradas las campañas de proselitismo, consulté a varios ciudadanos que habitan en la zona centro de Tapachula, en las inmediaciones de la 1a. Calle Poniente, desde la 2a. hasta la 8a. Norte.

Sin excepción, todos me dijeron: “este muchacho no tiene nada qué ver con Morena: su familia debe mucho dinero a vecinos y parientes; todo lo que quiere Elorza es salir de pobre, liquidar sus deudas. Por eso se disfrazó de izquierdista…”.

Otros, más enterados, me explicaban: “son muchos miles de pesos los que deben a familiares y amigos; desde hace varios años, le deben a fulano, a zutano, a perengana. Por eso, con la diputación federal –cuya candidatura les cayó del cielo– piensan pagar sus deudas y mejorar sus finanzas…”.

Con el inexorable transcurrir del tiempo, esos comentarios de la gente demostraron su veracidad.

Y ya encaramado en la diputación federal, José Luis Elorza Flores llegó a pensar que la Virgen le hablaba. Algunos integrantes del Observatorio Ciudadano, generosos como son, insistían en que debíamos reunirnos con él para abordar diversos temas municipales y distritales que es preciso someter a la consideración de la Legislatura Federal.

Teniendo en su “abultada agenda” fecha, hora, lugar y nombres de los compañeros del Observatorio que lo contactaban, nos pintó un violín una, otra y otra vez. Cuando no estaba enfermo, andaba atendiendo asuntos del Congreso de la Unión o lo convocaba Andrés Manuel para pedirle consejos.

Flotaba sobre algodones el engreído joven y ya no podía ni quería perder su tiempo con simples mortales que solo le harían perder su valioso tiempo. Si él ya jugaba en las Grandes Ligas, ¿qué caso tenía escuchar reclamos de gente del pópulo que solo buscándole chamba andaban?

Pero el encanto duró muy poquito. Su pompa de jabón explotó y él se quedó flotando, en el aire, sin red protectora, sin sustento, a la buena de Dios.

El pasado 8 de febrero, Joaquín Alberto Lara, ciudadano que vive aquí en la aldea, decidió aprovechar la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública para solicitar toda la información relacionada con José Luis Elorza Flores en cuanto a percepciones salariales y prestaciones de las que gozan el legislador federal y su equipo de ayudantes en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión.

La Dirección General de Recursos Humanos, dependiente de la Secretaría General de la Cámara de Diputados, dio respuesta concreta un mes después: reveló que Cindy Patricia Tort Sánchez labora en el equipo de Elorza Flores como Enlace Parlamentario “A” percibiendo un importe mensual bruto, por concepto de honorarios, la cantidad de 35 mil 520 pesos.

De igual forma, Lidia Pérez Bárcenas, Enlace de Transparencia del Grupo Parlamentario de Morena, informa que Carla Raquel Chong Borraz labora como Auxiliar de Apoyo Técnico y de Servicios en la oficina de José Luis Elorza percibiendo un salario 15 mil 318 pesos.

Nada de extraordinario tendría que Cindy Patricia y Carla Raquel estuvieran trabajando en la oficina de José Luis Elorza Flores. El problema es que Cindy Patricia es la esposa del diputado y Carla Raquel su cuñada.

Al más puro estilo priista             , el legislador ahora disfrazado con los colores de Morena libró del desempleo a su esposa y cuñada. Su primer acto fue meterlas a la nómina de San Lázaro.

Y esto, aquí en China es nepotismo. Esto se llama corrupción.

Es deseable, por lo tanto, que la Secretaría de la Función Pública inicie –cuanto antes– el proceso correspondiente para sancionar a este engañifas que ha sido mostrado como lo que realmente es.

14/03/2019