Tapachula, Chis. 23/04/2024 32.29oC

Los negros en el arroz


COLUMNA HUESPED

Columna Sur // Héctor Narváez

 

Hay dos candidatos que surgieron para las Diputaciones Locales de Chiapas que no tenían nada que ver.

                         

Y que viene a enrarecer aún más el escenario político en el estado y en medio de esta apatía de los ciudadanos por el proceso electoral.

 

Los negros en el arroz. Es más que claro que a nivel cúpula no han tomado las mejores decisiones.

 

“Dos tipos de cuidado”

Ni bien hemos digerido la negra lista para las diputaciones locales plurinominales y ahora acaba de salir esto.

 

Dos personajes que en lugar de ser castigados o ya de perdida que fueran enviados a descansar a sus casas, le dan juego para estas elecciones en Chiapas. Y demuestra, lo que escribí ayer, la desmedida ambición que se traen los grupos políticos en el estado.

 

El primero es Uriel Estrada Martínez, el entonces titular de la Auditoría Superior del Estado, a quien le habían prometido ser Diputado Federal y ahora apareció como abanderado para la Diputación Local por el distrito de Simojovel, en un espacio que debe de ser para un indígena. Pero, como fue un acuerdo bajo la mesa con el Verde Ecologista, metieron a este funcionario que a lo único que se ha dedicado es a proteger a los alcaldes corruptos con sus malos manejos en las Cuentas Públicas y con los recursos del pueblo, a quien de seguro le deben muchos favores y con esto le van a pagar.

 

Y el segundo es Ismael Brito Mazariegos, el Diputado Federal por Comitán y quien se creyó “poderoso” Secretario de Gobierno, buscará ser Diputado Local por el Distrito de Motozintla. “El chaparrito”, que abusó de su cargo para someter a varios ediles como a líderes sociales del estado y que después pretendía ser Gobernador y no la pegó, posteriormente soñó con la Senaduría y no se la dieron y más adelante quería repetir como legislador en San Lázaro y no lo tomaron en cuenta, para que hoy se tenga que conformar con este “premio de consolación” y aguantar callado a esperar mejores tiempos.

 

Con todo este historial, los que actualmente mandan en la política aldeana, están por demás seguros que estos aportarán en mucho a las elecciones, aunque en realidad son “dos tipos de cuidado”.

 

Partidocracia

Que decepcionante está resultando el proceso electoral en Chiapas con estas candidaturas, de todos los partidos.

 

Como también lo escribí ayer: los espacios públicos se los están repartiendo unos cuantos, y con lo cual entierran la débil democracia que hay en el país y en el estado. Algo que ni siquiera sucedía en el pasado, tiempos en los que se cuidaban las formas y los fondos.

 

Durante el PRI en esta entidad, no se miraban situaciones así. De hecho, existió una franca competencia con el PAN, que llevó a que ganara municipios como Huixtla y Tuxtla Gutiérrez, la capital. Y con el PRD que alcanzó la gubernatura en el 2000 para dos sexenios. La apertura política permitió que tuviéramos hasta una administración del Verde Ecologista, que después resultó todo un desastre, pero los chiapanecos le dieron la oportunidad a un nuevo partido. De ahí, hemos visto el crecimiento de institutos políticos locales como Chiapas Unido y Mover a Chiapas, que se han estancado en el camino por los liderazgos que han llegado y no tienen capacidad. Pero, eso se acabó y han decidido irse por lo más fácil: pactar.

 

En estos tiempos tan modernos de la 4T, vemos a nivel nacional como estatal, que los presidentes de todos los partidos sólo están de membrete: no hablan, no opinan, ni siquiera estornudan, a menos que se los digan. Y a eso se le llama “partidocracia”. Si no saben qué es, chequen en Google y encontrarán el significado.

 

Los negros en el arroz. Cuando debería de haber una mayor apertura en la política, nos salen los de arriba con que todo “ya lo tienen planchado”.

Moraleja: Hay que ser coches… ¡Pero no tan trompudos!

Al margen: ¡La dura tijera!

Este Gobierno de la 4T cada vez cae en más contradicciones, como el recorte que hicieron desde hace tres años a las becas de los universitarios.

Un programa que creó esta administración federal para ayudar a los estudiantes del nivel superior, pero al que después le disminuyeron su presupuesto. La dura tijera. ¡Solo para los más necesitados! 

Por último: ¡Otro foco rojo!

En “el cuarto de guerra” de Claudia Sheinbaum hay preocupación por lo que sucede en Veracruz con la candidata a la gubernatura.

Según los números en los escritorios, Rocío Nahle, estaría perdiendo en esta entidad ante la alianza opositora. Otro foco rojo. ¿Influirá a la elección presidencial?

Mi Cel: 9642823259

En Facebook: elperiodistamx y hectornarvaezmx

03/04/2024