Tapachula, Chis. 21/05/2022 24.29oC

El bordador de un México donde lo humano no le sea ajeno a nadie


Tren Parlamentario

Vicente Bello

VICENTE BELLO

 

Motivó la pregunta el Día del Maestro. Una pregunta que abría hilo para que el presidente se posicionara sobre la reforma educativa, antes y después de su derogación. Y así respondía ayer –desde su mañanera- ese bordador de agendas políticas y legislativas, Andrés Manuel López Obrador:

“El domingo, en efecto, nos reuniremos con maestras y maestros, a los que queremos mucho. Es el Día del Maestro. Lo que somos, lo que sabemos, mucho o poco, se lo debemos a nuestras maestras, maestros. Y así empezamos, reconociendo la importante labor de los maestros.

“Porque, en los últimos tiempos, se afectó mucho la imagen de las maestras y los maestros. Eran, y siguen siendo, muy queridos y respetados. Y hubo una campaña majadera en contra de ellas y ellos porque se tenía como propósito –ese era el fondo- la privatización de la educación.  

“Había que descalificar la educación pública y echarle la culpa del atraso educativo a las maestras y los maestros. Se actuó de manera muy ruin. Se buscó estigmatizar a los maestros: ‘maestras y maestros que no cumplían, revoltosos”… Y esa fue la tónica durante el gobierno neoliberal, con el propósito de privatizar la educación.

“No estoy en contra de la educación privada. El que tiene para pagar una escuela privada está en su derecho. Pero hay millones de mexicanos, la mayoría de los mexicanos, que no tienen para pagar colegiatura. Y el estado está obligado a garantizar la educación pública, gratuita, de calidad, en todos los niveles escolares. La educación  no es un privilegio, es un derecho del pueblo.

“Inventaron también (los gobiernos desde Miguel de la Madrid hasta Enrique Peña Nieto), además de la ofensa al sector magisterial, inventaron lo de la calidad de la enseñanza… la enseñanza educativa. Claro que queremos que la educación sea de calidad y que haya excelencia. Pero nos importa también el acceso a la educación. La cobertura.

“¿Van a entrar entonces sólo los que tienen para pagar colegiatura?  Eso no. Por eso, nos comprometimos a derogar, a quitar la mal llamada reforma educativa.

“Imagínense hasta dónde llegaron: en lo absurdo: ¿Cómo se va a llevar a cabo una reforma educativa, si ese es el propósito real, sin el apoyo de los maestros y de las maestras? ¿Quién transmite la educación en el aula? Pues la maestra, el maestro. ¿Cómo se va a imponer algo? Ahora, afortunadamente, pues ha habido un cambio favorable. Nos sentimos muy orgullosos de la labor de las maestras, de los maestros.

“Si no ha sido por la pandemia, no hubiésemos tenido ningún paro. Porque antes de la pandemia no estaba cerrada ninguna escuela. Todos los maestros trabajando. No han habido paros. Nos importa mucho la educación presencial, que es fundamental, la escuela es el segundo lugar, porque no sólo es donde se transmite el conocimiento, es donde los niños, las niñas socializan sus experiencias, reciben orientación de maestras, de maestros; el apoyo de sus compañeritas, sus compañeritos. A veces se sienten más libres, más felices en la escuela que hasta en la casa.

“Y era mucho tiempo el encierro. Y estar ahí, dependiendo de los aparatos electrónicos, también recibiendo mucha información tóxica.

“Entonces llamamos a las maestras, a los maestros, y acudieron a las aulas. Y ya hay clases presenciales en todo el país. Hubo, como en todo, resistencias. Se hablaba de que iban a incrementarse los contagios. De que estaba mal lo que se proponía, pero al final, para bien, no hemos tenido problemas de contagio en las escuelas, y ya se regresó a la normalidad educativa.

“Eso fue muy importante: el regresar a la normalidad en lo educativo. Lo primero, si hacemos una síntesis es la atención a las maestras y maestros.

“El domingo vamos a dr a conocer cómo se está haciendo el esfuerzo para que tengan un poco más de ingresos, las maestras y los maestros. Porque, de los 21 millones de trabajadores inscritos en el Seguro Social, como ha habido incrementando el salario, ya el promedio de los ingresos de esos 21 millones de trabajadores inscritos en el Seguro Social, es de alrededor de 14 mil 400 pesos al mes. Y hay maestros que ganan menos.

“Vamos a procurar que mejoren y vamos también a procurar que no sean en prestaciones, sino en salario, para que al retiro su pensión sea mayor.

“Es, maestros. Lo otro son contenidos educativos. Estamos trabajando en eso, porque necesitamos fomentar mucho una educación humanista, con dimensión social. Un tronco común en donde actuemos de manera humana, fraterna, y que a partir del tronco común, ya se puedan formar nuevos técnicos, científicos. Pero que nada humano nos sea ajeno.

“Entonces, contenidos en los libros de texto. Esto tiene que ver con la revolución de las conciencias. Tiene que ver con la educación formal, pero también con la educación informal. Por ejemplo, ayer hablé de que se tenía que proteger la vida también de los presuntos delincuentes, que son seres humanos. Y me llamó mucho la atención de que intelectuales o… profesionales supuestamente progresistas, me cuestionaran.

“Por eso estamos viviendo momentos interesantes, sumamente estelares en la vida pública de México, porque está saliendo todo esto. ¿Cómo vamos a querer que alguien pierda la vida? ¿Cómo vamos a estar en el fondo a  favor de la ley del talión? Del que ‘a hierro mata a hierro muere’… y el ‘diente por diente’… ‘ojo por ojo’.

“Lo decía Tolstoi: ‘si a esas vamos,  nos vamos a quedar chimuelos todos, o tuertos. O ciegos”.

16/05/2022