Tapachula, Chis. 28/11/2021 25.29oC

Tips Costeños / Cristóbal Ramos Solórzano


COLUMNA HUESPED

Cacahoatán, Tuxtla Chico y Mazatán en la mira de la ASE por cuenta pública

A escasos 19 días de que concluya las administraciones de los presidentes municipales de Cacahoatán, Tuxtla Chico y Mazatán, las cuentas no cuadran y los tiempos se agotan para comprobar el gasto de los recursos ejercidos.

La rendición de cuentas en los ayuntamientos siempre ha sido un tema controversial donde el Congreso del Estado y la Auditoria Superior del Estado (ASE) se convierten en cómplices y se prestan a tener arreglos bajo la mesa para que no haya problemas.

Y es que ha habido casos donde exalcaldes han dejado en bancarrota a los ayuntamientos por el descarado enriquecimiento ilícito y la opacidad en la comprobación de gastos y se dan el lujo de tener completa libertad y viajar al extranjero o lugares paradisiacos donde adquieren propiedades.

Solo basta citar el  ejemplo del depredador de Chiapas, Manuel Velasco Coello que se enriqueció con recursos públicos y dejó en quiebra económica al estado y pese a que la misma Audioria Superior de la Federación (ASF) con pelos y señales les comprobó los desvíos millonarios, ni el gobierno de la 4T pudo desaforarlo y meterlo a la cárcel.

Hoy en Chiapas en el municipio de Cacahoatán, el aun alcalde, Julio Calderón Sen, no logra cubrir su deuda con proveedores y enfrenta una cobranza pública al no cumplir sus compromisos.

Esta administración es la peor que ha tenido este municipio, Calderón Sen dejó mucho que desear, su ambición de enriquecerse con dineros del pueblo, lo llevaron a pactar en lo oscurito con instructores y proveedores a quienes no les cumplió con el pago de sus servicios.

Lo peor es que tampoco le cumplió a su pueblo con los compromisos contraídos y se encerró a piedra y lodo en sus oficinas a las que ahora no llega a pararse por temor a ser secuestrado por los inconformes que le reclaman el pago de los servicios prestados al municipio.

Ya es un secreto a voces que Julio Calderón uso el poder municipal para servirse, no para servir, pues ya la gente le apodan la “moringa”, por aquello que dicen que tiene muchas propiedades, por algo será.

El congreso del estado con la nueva legislatura y la ASE tendrán importante participación para evitar que exalcaldes se sigan robando el dinero y permanezcan impunes.

Mucho ojo Rafael Inchong Juan, alcalde electo, dicen que se sacó la rifa del tigre en Cacahoatán, veremos.

En Tuxtla Chico tampoco cantan mal las rancheras, la alcaldesa Deysi González Aguilar desde un principio mostró el cobre en el manejo turbio y opaco de la cuenta pública, llegando al grado de que falsificaran la firma del síndico que denunció supuestos malos manejos de los recursos públicos.

En esta administración el poder tras el trono prácticamente lo ejerció el padre de la alcaldesa, René González, quien era quien tomaba decisiones y disponía de recursos.

Esto derivó que durante el trienio que está por concluir Deysi González Aguilar enfrenta problemas en la terminación y conclusión de obras donde algunas están mal construidas y otras inconclusas sin los recursos destinados para ello.

El gobierno morenista fue un total fracaso y los habitantes no perdonaron y le dieron un voto de castigo por la corrupción que imperó en este ayuntamiento.

La jugada política que pretendió hacer la alcaldesa Deysi González y su padre René González, este último como candidato del Partido Encuentro Solidario (PES) fue la estocada para darle el voto en contra y ahora el priista, Julio Gamboa Altúzar será quien presida este ayuntamiento a partir del 01 de octubre.

Aquí la ASE tendrá un importante trabajo que realizar, toda vez que existen un cumulo de irregularidades que están a la vista y no pueden quedar en un simple borrón y cuenta nueva.

En el caso del ayuntamiento de Mazatán, su actual alcalde, Gilberto Barrientos Coyotzi, se convirtió en el peor presidente municipal de este municipio, donde el desarrollo y progreso fue letra muerta.

Los mazatecos tenían la esperanza de que el famoso Chuchito fuera el hombre que le daría a Mazatán el desarrollo que se merece por ser una gente muy conocido en este poblado, pero resultó un pésimo alcalde.

Solo los primeros meses de su administración se mostró como un buen edil, sobre todo para organizar ferias y eventos artísticos y de ahí pal real todo fue un total fracaso para lograr cumplir con los compromisos de sus habitantes que le reclaman seguridad y servicios públicos.

Un alcalde que le rehúye a sus habitantes, que no da la cara, que no escucha y no atiende a su gente, provocó en un corto tiempo el repudio popular.

Nunca logró conjuntar un equipo de trabajo leal y comprometido con su pueblo, por el contrario, dejó el poder en ocasiones para que una de sus hijas asumiera su representación y tomara decisiones, un ayuntamiento fuera de control.

El cabildo dividido donde cada quien jala por su lado y en ocasiones las reuniones del cabildo no llegaban todos, solo a los que el alcalde convocaba y que estaban de su lado, no aquellos que le hacían observaciones de supuestos malos manejos y obras que se realizaban sin ser tomados en cuenta.

El Secretario de Obras Públicas, Artemio Pacheco de los Santos, es una pieza clave junto con el extesorero, Vicente Justiniano Wong, quien dejó un desastre la hacienda municipal y cuentas pendientes.

Corre la versión de que el aun titular de Obras Publicas municipal, Artemio de los Santos, anda en busca de miembros del cabildo para recabar firmas de su informe de obras y muchos de los regidores no se quieren prestar a la farsa, pero otros le han puesto precio a su firma.

Aquí no se descarta que existan serias irregularidades en la cuenta pública, hay un desaseo en las finanzas que ponen en la mira al alcalde Barrientos Coyotzi, quien aún sigue cometiendo algunas burradas como es el caso del panteón municipal que fue presuntamente adquirido por un regidor y que lo peor de todo es que no está autorizado por protección civil para ser apto como panteón, ya que al parecer son terrenos inundables, así de ese pelo las cosas en Mazatán.

Pedro de la Cruz, alcalde electo de Mazatán, tiene que abrir bien los ojos, no lo vayan a llevar al baile y le dejen un municipio endeuda y tenga que pagar los platos rotos de su antecesor que habló pestes de su persona.

Al famoso chuchito le salió todo mal, no supo gobernar a su pueblo y para acabar de joder no pudo dejar como alcalde a su extesorero Vicente Justiniano Wong para cubrir sus espaldas, hay que estar atentos como evoluciona este caso.

Un parque sin luz, vehículos chatarras y deudas deja alcaldesa de Metapa

Un lote de vehículos pertenecientes al ayuntamiento de Metapa, fueron vendidos como fierro viejo por la actual presidenta municipal, Aremi Balboa Victorio, quien junto con su marido el síndico, Luís Fernando Meléndez Duarte van de la mano en todo y con todo.

El mentado slogan de “Menos promesas y más acciones”, jamás se cumplió por parte de esta administración municipal, por el contrario, quedaron asuntos pendientes en los ejidos y cantones de Metapa.

En su toma de posesión Aremi Balboa se comprometió a que no faltaría un médico, una ambulancia, seguridad, entre otras cosas y todo resulto un vil engaño, pues tampoco el hospital inconcluso que existe pudieron concluir por su mala gestión.

Un municipio endeuda con Comisión Federal de Electricidad que hoy mantiene sin luz el parque central de este lugar por no pagar, es una deuda que será heredada por el próximo alcalde, Leobardo López Morales.

La tercia conformada por la alcaldesa, Aremi Balboa, el Síndico, Luís Fernando Meléndez y el tesorero, Arvey Quintana López. Tendrán que entregar cuentas claras o de lo contrario podrían ser huésped del penal El Amate por serias irregularidades en el manejo de recursos públicos. Las cosas no pintan muy bien en este municipio que será gobernado por un alcalde independiente nombrado por el pueblo, sin color de partido más que el compromiso de gobernar con la fuerza de sus pobladores…Nos leemos en la próxima D.M correo cristobalrs61@gmail.com  celular  9626957927

14/09/2021