Tapachula, Chis. 20/06/2021 23.62oC

PVEM: El histórico “chiqui-partido”


COLUMNA HUESPED

Columna Sur // Héctor Narváez

 

Conforme a los resultados de las elecciones de este 20-21, y de las anteriores, en Chiapas el Verde Ecologista se ha mantenido.

Ha tenido sus altas y sus bajas, pero no crece. Menos ha logrado gobernar a la mayoría de los municipios de la entidad.

El Verde Ecologista de México es históricamente el “chiqui-partido” en este último estado del sureste mexicano.

Sin sabor el caldo

Ha sido más su publicidad del PVEM que lo que realmente representa en Chiapas.

Y a pesar de lo que se diga: no tiene esa fortaleza que se le busca inventar, ni tampoco cuentan con todo el respaldo del pueblo.

Vamos a los datos duros, que deja mal parados a los que se creen los amos y señores de este partido que sigue siendo minoritario.

En este proceso electoral del 20-21, anunciaron “con bombo y platillo” de que son la segunda fuerza política del estado. Nada más que en los números, no se ve así.

En la jornada del 6 de junio, el Verde Ecologista se ubicó en el primer lugar de las alcaldías ganadas con 33 de ellas. Pero, eso no representa que sea una mayoría, porque ni siquiera rebasó un poco más de la mitad de los ayuntamientos, que son alrededor de 120.

Hace tres años, en el 2018 --y cuando todavía tenían el poder estatal-- alcanzaron 28 presidencias municipales. Más atrás, en el 2015, y a pesar de que el entonces Gobernador Manuel Velasco metió toda la maquinaria del Gobierno en esas elecciones intermedias, apenas gobernaron en 19 municipios.

Es más, en el 2012, en el mejor momento de este “chiqui-partido”, llegaron a ganar 47 alcaldías. Insisto: ni en este 20-21, ni en pasados procesos electorales, han alcanzado a pintar de verde a Chiapas, como tanto lo han presumido.

Lo peor: es que desde el 2018 se han encontrado muy parejos con Morena en los municipios. Y todo indica que para el 2024 se volverán a enfrentar. Además, que habrá una mejor competencia, como Movimiento Ciudadano que creció a nivel nacional y los independientes que en la entidad obtuvieron buenos resultados.

Ahora sí, que no es aquel chile verde que le da sabor al caldo.

La dura realidad

Y nos vamos más a fondo: este “chiqui-partido” ha ganado alcaldías de Chiapas por tres razones.

Una, porque en pocos casos postuló a buenos candidatos. Otra, capitalizan el voto de castigo en contra de aquellas malas autoridades municipales. Y la última, que han ganado con trampas en el día de las votaciones.

Ahí está aquel episodio que se dio en el 2015 en Tuxtla Gutiérrez con FerCaCa, quien llegó a ser el alcalde capitalino no por la buena, sino por toda la compra y hasta robo de urnas, a la vista de todos.

Pero, desde el 2012 hasta la fecha, el Verde Ecologista en Chiapas no ha representado esa opción para los ciudadanos.

De hecho, así como sucedió a nivel nacional que se mantuvo por la alianza con el PAN y Vicente Fox en el 2000, en este estado sobrevivió al ser aliado del PRI.

Hay que recordar que Manuel Velasco llegó al Senado en el 2006 no solo por el PVEM, también por el tricolor. Los priístas cedieron el espacio que les correspondía en aquel entones como en el siguiente proceso electoral, en el 2012, le dieron paso para que llegara a la gubernatura.

Una alianza, que después de estar en el poder, “El Güero no respetó y empezó a fracturarla desde el 2005 con su apoyo para Morena hasta el 2018.

Y lo que son las cosas: el hoy partido en el poder no le aceptó ir de aliado para las alcaldías de Chiapas, a pesar de que fue su mayor petición en estas elecciones. Porque si se lo hubieran concedido, el Verde Ecologista si tendría un crecimiento en este 20-21 y “a costillas” de otros.

Quedó en el primer lugar de las presidencias municipales, pero no tiene la fuerza suficiente como para pelear tanto en las próximas elecciones.

Insisto: está muy parejo ante Morena, que para el 2024 va a buscar obtener más Ayuntamientos. Lo mismo que los otros partidos y los que si se perfilan como opción para los electores.

Esa es su dura realidad a la que se enfrenta quien sigue siendo una minoría y que solo se ha dedicado a ser oportunista en cada proceso electoral. Porque sus promesas para mejorar al medio ambiente, y proteger a la naturaleza en Chiapas, ni siquiera las ha cumplido.

El Partido Verde Ecologista es el histórico “chiqui-partido”. Dudo que vaya a cambiar y a apegarse a los nuevos tiempos.

Moraleja: Chango viejo... ¡No aprende maroma nueva!

Al margen: ¡Los presidenciables!

Apenas pasó el 6 de junio y en el plano nacional ya se destaparon varios que pretenden llegar a Palacio Nacional.

Por un lado, Ricardo Anaya, del PAN. Y del otro, Ricardo Monreal, por Morena. Los presidenciables. ¡Aunque todavía faltan varios que no han levantado la mano!

Por último: ¡Modosito!

Después que decían que se cancelara la visita de la vicepresidenta de Estados Unidos a México, AMLO la recibió con toda la solemnidad en Palacio Nacional.

De hecho, el mandatario nacional cuidó mucho su discurso. Modosito. ¡El tabasqueño se portó como todo un caballero!

Mi Cel: 9642823259  

En Facebook: elperiodistamx y hectornarvaezmx

10/06/2021