La decadencia de los liderazgos en Chiapas
 
 

Con la caída de José Luis Díaz Selvas del sindicato de trabajadores de salud, se abre en este estado el necesario análisis sobre los demás gremios.

Son varios los dirigentes que llevan años y que han perjudicado en mucho a las bases y solo se han servido “con la cuchara grande” con los cargos y también han acarreado la crisis por la que atraviesa esta entidad, la más pobre del país.

Además, que como viejos cuadros llenos de vicios, pueden provocar un mayor estancamiento en la próxima administración estatal, a menos que se reestructuren al interior en tiempo y forma, y sobre todo, se actualicen a la época actual que estamos viviendo.

“La mafia” de los sindicatos

En Chiapas, quien llega a ser líder de un sector importante, se convierte en tan poco tiempo en un nuevo millonario.

Los dirigentes reciben dinero, propiedades y un poder, que los hace intocables. En el periodo más reciente, en este estado no ha sido juzgado ninguno de ellos por malos manejos económicos, lo que sí es evidente.

No hay un caso similar como el que vimos hace años a nivel nacional con “la maestra Elba Esther Gordillo”, a quien la PGR le investigó hasta lo que tenía debajo del tapete de su casa y por eso estuvo una buena temporada en prisión.

Todos los líderes sindicales en esta entidad, son cubiertos por el “manto protector de la impunidad”, claro, a conveniencia de la cúpula del poder que ha preferido tener “la fiesta en paz” con todos ellos para que mantengan tranquilas a “sus huestes”.

José Luis Díaz Selvas es un ejemplo claro de ello. Nadie lo enfrentaba y nadie le decía nada, por la influencia que tenía ante los gobernadores y demás autoridades, que prácticamente estaban prestas a llevarle el juego.

El ahora derrocado líder sindical de salud, uno de los más importantes en Chiapas, tenía vida de “virrey”, porque un día sí y el otro también, gastaba miles de pesos en lujosos lugares, en comidas y borracheras, acompañado de diferentes “damiselas”, que se las mandaban como aquellas botellas de coñac que le enviaba Kamel Nacif a Mario Marín, el entonces “gober precioso” de Puebla.

Los favores, las complicidades, los arreglos, las negociaciones, “los moches” y demás, estaban a la orden del día en este sector. Con solo “tronar los dedos”, Selvas decidía la permanencia de sus representados en los centros de trabajo o los mandaba a otros, por no obedecer o como reprimenda.

Y, como pasa en otros sindicatos, repartía las plazas, sostenía otras, vendía las que queria y hacía y deshacía, conforme a su voluntad.

Lo bueno, es que al parecer esto acabó en el sector Salud. Aunque, reitero, en otros se padece de lo mismo, o es peor la situación.

A aplicar “la purga”

Es urgente que otros sindicatos empiecen a verse al interior y ver si no necesitan renovar a sus representantes.

Ahí está el otro caso emblemático en Chiapas, después de Selvas, el de camioneros de la CTM que encabeza María de Jesús Olvera. Quedó como antecedente la forma como actuó esta señora cuando fue Diputada Local, al grado de provocar choques y conflictos para pelear las obras importantes en el estado.

También hay que darle “una revisadita” al sindicato de los burócratas estatales, que aunque están dando la pelea en los últimos días por los derechos de los trabajadores, sería bueno saber por qué hasta ahora empezaron a actuar los líderes.

O el de los maestros, quienes tendrían que “evaluar” la actuación de Pedro Gómez Bahamaca, que prácticamente ayudó en las elecciones pasadas para que Morena ganara las elecciones, pero se mantiene muy callado para pedir la abolición de la reforma educativa que tanto peleó.

Y así otros sindicatos más en la entidad, que necesitan “purgarse” de los líderes corruptos, que no solo han abusado de las bases, sino también del pueblo chiapaneco.

Porque si siguen estos cuadros, pueden provocar un mayor problema, no solo para la administración estatal entrante, sino para el estado que espera un cambio y que mejoren las condiciones tan malas en las que estamos sobreviviendo todos los días.

Moraleja: Cuando veas las barbas de tu vecino afeitar… ¡Pon las tuyas a remojar!

Piedritas: ¡Todavía hay López Obrador para rato!

Así lo dijo el Presidente electo de México, en su visita ayer a EdoMex, y que hizo referencia a las últimas notas periodísticas sobre su mal estado de salud por su corazón.

Por cierto, aunque no lo dijo “Don Andrés”, pero le adelantó al Gobernador Alfredo del Mazo, que para el año entrante, le quitarán uno de los programas federales, como parte de la austeridad. Aunque, ayer mismo se anunció una inversión de 46 mil millones de pesos para esa entidad. Por un lado “le recorta”, pero por el otro le seguirá dando dinero a una de las entidades más importante del país.

Una “vacilada” la que se aventó ayer el Senador Ricardo Monreal, al dar a conocer que liquidaron a 2 mil asesores del Senado.

Esto, como parte de esta “austeridad republicana”. Y aquí viene la pregunta: ¿Ahora quiénes van a asesorar a los legisladores de la Cámara Alta del Congreso de la Unión? Porque son muchos los que a más de un mes, no saben nada de estar en una curul.

Ya hay candidatos para la dirigencia nacional del PAN.

Marko Cortés y Manuel Gómez Morín, serán los que se disputarán estar al frente de este partido, que quedó en segundo lugar en la elección presidencial. Y también recuperar la credibilidad de los mexicanos.

Comentarios: hectornarvaez@hotmail.com

Cel. 9642823259

Facebook: hector.narvaez.96

 
 
16 Oct 2018
Regresar